Quizás conoces al estudio de videojuegos MEGO por éxitos como La leyenda del Chupacabra, un juego bastante simple pero adictivo en que encarnas al famoso y misterioso ser de la mitología local en un escenario tipo pixel-art, o por Deep Terror, un exitoso juego de puzzles inspirado en HP Lovecraft que tiene miles de descargas cada semana. Ahora vuelven a hacer noticia con Darkwinds, un juego de cartas coleccionables tipo Hearthstone con la gran particularidad de que tiene alma blockchain.

Darkwinds, es la última creación de MEGO en conjunto con Tapinator, publisher norteamericano. Fue anunciado el día 2 de abril de este año y se encuentra en estado de “beta abierta” en espera de su lanzamiento oficial. De forma similar a Hearthstone o Magic The Gathering Online, los jugadores se enfrentan entre sí en un tablero 1v1 con cartas que representan personajes, habilidades y otros elementos de un mundo fantástico dominado por piratas que luchan constantemente por dominar los llamados “vientos oscuros (Darkwinds)”, en una aventura inspirada en clásicos como La isla del Tesoro y The Great Pirates de Buckminster Fuller.

Jugadores descubrirán la leyenda de un poderoso y maldito cofre del tesoro, que cuando fue abierto, produjo un enorme anticiclón que duró por meses, aniquilando a la mitad de la humanidad e invoca todo tipo de fantásticas criaturas que en el juego son representadas como cartas coleccionables. En este innovador juego inspirado en el mundo de los piratas, los jugadores batallan entre ellos por convertirse en el maestro de los siete mares.”

Comunicado de prensa de Darkwinds

De forma similar a lo que ya hemos visto con Cryptokitties o, en un ejemplo más cercano con Rumble Legends, de Nicolás Palacios, este juego opera en la Blockchain de Ethereum, estableciendo cada carta como un token único e indivisible que tiene un valor propio y que puede ser vendido o regalado dentro o fuera del marketplace de Darkwinds. Al existir un número limitado de cartas (un millón para esta edición, definido en el smart contract del juego), cada una posee un nivel de rareza que incentiva su colección e intercambio.

Si deseas ingresar a Darkwinds debes pasar un par de pruebas propias del “mundo real” antes de poder jugar, ya que es necesario acceder con una wallet de ethereum y tener un mínimo de 0.002 ETH (1.36USD al momento de esta edición) disponible para poder comprar tu primer pack de cartas. Esto se realiza a través de Metamask, el conocido plugin que permite firmar transacciones en la red de ethereum a través del navegador web (es compatible con Chrome, Firefox y Opera). 

Los cripto-coleccionables y criptomonedas representan un cambio en el paradigma para los juegos porque ahora los jugadores pueden tomar un rol más activo en las economías virtuales. Desde que aparecieron los juegos gratuitos, ha habido muy poca innovación en los modelos económicos en la industria y el Blockchain representa un muy necesario salto adelante”.

Cristián González, gerente general de MEGO

La experiencia de MEGO con la tecnología Blockchain se remonta hacia el principio de este estudio, ya que desde el 2013 han experimentado con criptomonedas y mundos virtuales. El primer acercamiento fue Bitquest, un hack de Minecraft en que los jugadores obtienen bits (fracciones de bitcoin) por realizar acciones dentro del juego, y pueden comprar y vender ítems a otros jugadores a cambio de esta moneda dentro del mismo entorno. Incluso este año se creó un servidor paralelo cuya la diferencia es que en lugar de bitcoin se utiliza dogecoin.

 

El año 2014, luego de la experiencia recopilada con bitquest, comenzaron a desarrollar Hammercoin, un MMORPG (videojuego de rol multijugador masivo en línea) en que los jugadores se embarcan en aventuras y desafíos con los que pueden obtener ítems y bits que intercambian o venden en el market del juego. El juego se lanzó el 2016 a un precio de US$10, sin embargo en este momento se encuentra en modalidad “pay what you want” en la plataforma itch.io. Con el lanzamiento de Darkwinds realmente se consolida el camino de MEGO en el criptomundo, de hecho su CEO Cristián González presentó en marzo de este año una charla en la Games Developer Conference sobre criptoactivos en la economía de mundos virtuales.

Al ser esta una tecnología relativamente reciente, y más aún aplicada en el mundo de los videojuegos, iniciativas como esta cuentan con la posibilidad de abrir nuevos espacios de interacción entre las personas y la blockchain. Al respecto conversamos con Catalina Pimentel, productora y desarrolladora junior en Darkwinds: “Cuando comenzamos a idear el juego fue porque en Mego creemos que tecnología blockchain es el futuro de los juegos con elementos coleccionables. Por lo mismo, este juego más que estar pensado para un público objetivo de, por ejemplo, early adopters de criptomonedas, está pensado como un next step de lo que son los juegos tanto online como offline que tengan elementos coleccionables, como por ejemeplo, cartas Magic o las cartas digitales de Hearthstone.  Integrar desarrollo de este tipo permite que las cartas no se puedan falsificar (como sí puede pasar en un juego de cartas físicas) o que las cartas tengan números limitados de producción, que les permitan tener niveles de rareza y que sean de la propiedad de un jugador en particular.”

Darkwinds ya está disponible para comprar cartas y jugar en su sitio web, también puedes revisar su desarrollo en su GitHub y hacer consultas o dejar tus impresiones del juego en su cuenta de Twitter.

MEGO es un estudio de videojuegos chileno, basado en Santiago, cuyo objetivo es “crear software interactivo en la intersección entre tecnología y arte”. Suman cinco años de existencia y cuentan con un equipo de siete personas. El año 2013 ganaron el premio Effie en la categoría Interactivos, y el 2014 en el Festival ACHAP lideraron igualmente en la categoría Digital. Puedes encontrarlos en Facebook, Twitter o en su sitio web oficial.

Start typing and press Enter to search