Esta es la una de dos partes de la charla “Mujeres en STEM: Por qué somos tan pocas y los efectos de ello” que di, junto a Waleska Carreño, al equipo de ingeniería de Lemontech el jueves 2 de noviembre [2017].

En esta ocasión voy a hablarles sobre estereotipos, brecha de género en educación, algunas iniciativas para aumentar el interés en las ciencias, pero también sobre discriminación hacia las mujeres en el trabajo.

Estereotipo en la infancia

Por lo general desde pequeños se comienzan a ver estereotipos. Se espera de alguna forma que las niñas jueguen a “la casita”, cocinando, o siendo princesas mientras que los niños juegan con autos, a ser superhéroes o constructores, y aunque en algunos casos hay padres que no siguen esta especie de “guía de crianza” ellos son mal vistos e incluso a veces se les culpa de estar confundiendo a sus hijos.

Quizá por lo anterior niños y niñas muy pequeños ya tienen conceptos sobre quienes se dedican a qué profesiones, tal como se puede ver en el siguiente video:

Brecha de género en la educación

Entonces, ya sea por los estereotipos en la infancia, por alguna mala experiencia educacional o por las expectativas de la familia, mientras niños y niñas van avanzando en sus estudios va apareciendo una brecha en el rendimiento académico en áreas en que se esperaría que los niños fueran mejores: matemáticas y ciencias en general.

Según los resultados del “Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias” el que fue aplicado en Chile el año 2015 y que busca conocer el nivel de aprendizaje de estas áreas en los alumnos y el contexto en el que los estudiantes aprenden, las niñas y niños no muestran diferencias significativas en su rendimiento al menos hasta 4to básico, sin embargo llegados a 8vo básico las niñas tienen 18 puntos menos de rendimiento en Matemáticas y 12 puntos menos en Ciencias.

 

 

Esta brecha de género ha sido demostrada en diversas investigaciones nacionales e internacionales, pero tal como se ve en las gráficas, no es algo que suceda en todo el mundo pues hay países en donde las chicas superan a sus compañeros. Entonces ¿a qué se debe la desigualdad en las evaluaciones tanto en Chile, como en otros países del mundo?

Sin embargo, independiente de las razones que produzcan este fenómeno es un hecho que hasta el momento existe mejor rendimiento académico de los chicos en áreas científicas lo que de alguna forma influye en la elección del futuro.

A continuación hay un ranking hasta la posición 10 con las preferencias de carreras universitarias de hombres y mujeres según el Consejo Nacional de la Educación para el año 2016:

 

Fuente: Emol, en base a datos del Consejo Nacional de la Educación (2016)

Pero se está luchando para que estos datos cambien.

El siguiente video muestra la iniciativa de Comunidad Mujer que en conjunto con el Ministerio de Educación busca derribar estereotipos de género en el aula para que esto no provoque límites vocacionales:

Niñas pro(gramadoras)

Pero la campaña anterior no es la única en Chile. El título de esta sección lo pido prestado a una de tantas iniciativas geniales que buscan acercar a las niñas y jóvenes a las ciencias o la programación específicamente.

En este caso “Niñas pro(gramadoras)” busca que las jóvenes se acerquen más a la computación y la tecnología, lo anterior mediante talleres de programación competitiva con el fin de participar en las Olimpiadas Chilenas de Informática y dando charlas difundiendo las ciencias de la computación.

Pero no todo va necesariamente dirigido a la informática ya que por ejemplo existe la iniciativa Ingeniosas que organiza en varias ciudades de Chile un evento donde espera aumentar el interés de jóvenes de octavo a segundo medio en las áreas STEM.

 

Por otro lado, también hay eventos organizados para niñas, jóvenes y mujeres de todas las edades. Por ejemplo está el evento internacional “Django Girls” que invita a chicas a participar en un día completo codeando sin importar su conocimiento informático ya que es con ayuda de mentoras que van guiando en la creación de un blog usando Python y Django.

Y ya que hablamos de mujeres de todas las edades, no solo hay organizaciones dirigidas a niñas y adolescentes. Para este caso tenemos a Mujeres Programadoras y a Laboratoria que a través de capacitaciones quieren ayudar a la inserción laboral de mujeres en el área informática.

Para cerrar este tema les dejo un video de la campaña #LasNiñasPueden que busca crear, emprender e innovar para hacer que niñas y niños tengan las mismas opciones para acceder a las ciencias y tecnología.

El memo de Google: Discriminación y acoso

Sin embargo, actualmente aún se ven muy pocas mujeres trabajando en las áreas STEM y por lo tanto todavía es común que nuestra presencia produzca ciertas situaciones un poco incómodas.

Hace un tiempo ya que apareció por las redes la noticia de un memorándum por parte de un ingeniero de google que hablaba, según la mayoría de los portales de noticias “contra la diversidad de género en la tecnología” (lo que resultó en su despido inmediato por infringir el código de conducta de la empresa)

Cierto es que fue fácil pensar que Google había actuado correctamente en este caso ya que están cada vez más centrados en mejorar la inclusión y diversidad en sus prácticas, sobre todo desde que empezaron a ser investigados por casos de diferencias enormes entre los sueldos de hombres y mujeres. Y como no, también fue fácil alegrarse por su despido y todo el boicot que seguramente recibió el autor del memo. Sin embargo, debido a la charla y publicación en este blog sobre el tema de “Mujeres en STEM” es que tocó la tarea de hacer las cosas bien y por lo tanto llegar a la fuente del asunto.

 

Entonces, teniendo el memo original sin ediciones ni recortes innecesarios es que fue posible saber que las cosas no fueron dichas como se pintaron. Y es que el autor del texto de 10 hojas, James Damore, trata de la manera más objetiva que le fue posible el delicado tema de la diversidad de género, sin ninguna tendencia machista (o similar).

Lo que en realidad plantea es que existe la “Google’s Ideological Echo Chamber” (“Caja de resonancia ideológica de Google”) en donde las prácticas de diversidad e inclusión van mal enfocadas pues se estaría buscando igualdad sin antes pensar en cambiar el tipo de trabajo o la forma en que se plantea el trabajo atendiendo a las diferencias reales, aunque no lapidarias, que existe entre preferencias o tendencias que tienen hombres y mujeres (que no tiene nada que ver con la mala interpretación que se le dio cuando se divulgó que Damore había denigrado a las mujeres hablando de sus debilidades.)

Lo que dice el ingeniero es que Google debe adaptarse para ser más inclusivo pero que con ello no debe excluir a los hombres, que es algo que él sintió y vío y que iría completamente en contra de lo que seguramente la mayoría de las personas queremos en nuestro lugar de trabajo: igualdad de condiciones.

Pero que esto no se mal entienda como una defensa total a sus palabras, pues son muy fáciles de malinterpretar, o como una forma de decir que “todo está bien” respecto a la discriminación, ya que es sabido que en esta área (como en otras donde las mujeres estamos poco representadas) existe algún nivel de discriminación y como no, casos de acoso laboral y sexual.

Para ejemplificar tenemos un caso en Uber, reflejado en el artículo del blog de una ex trabajadora de la empresa, Susan J. Fowler, que comenta el acoso sexual que sufrió por parte de un superior y cómo RR.HH. la ignoró completamente, partiendo con que él estaba muy bien evaluado como para regañarlo por un “inocente error” cometido una vez (algo falso luego de que Susan hablara con otras compañeras de trabajo). Además ella relata cómo, seguramente por su insistencia al querer buscar un castigo para comportamientos así, su carrera profesional fue bloqueada en más de una oportunidad.

Conclusión personal

Tener la oportunidad de hablar de estos temas en el lugar de trabajo es de gran importancia para que todos podamos tomar conciencia de asuntos que quizá no han “salido a la luz” lo suficiente.

Y es bueno debatir, por ejemplo, si es que el esfuerzo por aumentar la cantidad de mujeres en las áreas STEM vale la pena o no, o mejor dicho si es que no se está luchando contra el simple y sincero hecho de que a muchas mujeres no les interesan algunas áreas.

Pero, sea como sea, es importante que podamos conocer y aceptar las distintas opiniones y perspectivas sobre estos asuntos así que pregunto ¿qué opinan?

 

Este artículo fue originalmente publicado en Medium por su autora, adaptado posteriormente para Descentralizados sin alterar su contenido. Si quieres comentar puedes ir al tema correspondiente en el foro de CryptoChile.io

Start typing and press Enter to search